banners_web_2015

Nosotros también.

Y es que somos publicitarios, pero también somos consumidores. Y como a ti, nos molestan mucho los anuncios que te faltan al respeto, los pesados, los que siempre dicen lo mismo, los que ocultan un gato (o un tigre) encerrado, los que no se los creen ni ellos y los que han hecho, con la inestimable colaboración de las cadenas de televisión, que hoy en día la gente huya de la publicidad como de la peste.

Todos preferimos las marcas que nos dan experiencias a las que nos dan la tabarra. Con las personas ocurre lo mismo, porque las marcas están formadas por personas y sus mensajes van dirigidos a personas. Y lo que hace grande a una marca no es su inversión en publicidad. Es la gente. Somos la gente.

 

banners_web_20152

Sí, ya comprará, pero antes tenemos que hablar. Y para eso debemos ser interesantes. Decir cosas interesantes. Y hacer vivir experiencias relacionadas con la marca. Ideas que generen experiencias y experiencias que generen conversaciones.

Y no estamos hablando de publicidad online u offline. Estamos hablando de la publi de siempre o de la otra. Nosotros no somos una agencia online. Ni offline. Somos una agencia de otra publicidad. Sí, todas nuestras campañas acaban teniendo un componente online, pero ¿es que acaso nuestras vidas no lo tienen? Pues eso.

 

banners_web_2015222

Pensamos que la publicidad que parece publicidad, ni es publicidad ni se le parece. Estamos en la hora del contenido. Las marcas deben ser proveedoras de ocio de sus posibles clientes. Pero ojo, hablamos de contenido de marca. Es decir, creamos un producto de comunicación (anuncio, serie, documental, juego, producto, lo que sea…) generado por un objetivo comercial. No es entretenimiento, es influencia.

 

banners_web_20154

Las empresas venden productos y la gente compra soluciones. Si la comunicación ha cambiado, ¿por qué seguimos con los mismos procesos de antes? Si seguimos los mismos caminos de siempre, acabaremos en los mismos sitios de siempre. Por eso proponemos confrontar problemas vs briefings, soluciones vs campañas, contenidos vs impactos e influencia vs audiencia.

 

banners_web_20155 copia

Dejemos de pensar que la otra publicidad es más romántica. Es más eficaz. Los medios convencionales cada vez dan peores resultados. La otra publicidad es la que llega donde la vieja ya está agotada para llegar. Está 100% enfocada a la consecución de objetivos. Si no vende no es otra publicidad. Es mala publicidad.

Y cree en la publicidad. Y en el consumidor, que es suficientemente inteligente para leer un texto de un anuncio si le propone soluciones interesantes.

Tú lo acabas de hacer. ¿Por qué no iba a hacerlo tu público?